fbpx

EL SÍNDROME DEL IMPOSTOR

Escucha los episodios en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
EL SINDROME DEL IMPOSTOR
Soy un fraude ¿o no lo soy?

Bienvenido al episodio #25 del podcast Cómo Ser Extraordinario, «CÓMO SUPERAR EL SÍNDROME DEL IMPOSTOR«. Antes que nada, te invito a escuchar el episodio en Spotify si aún no lo haces (también puedes buscarlo en Apple Podcast y en YouTube):

Ahora sí, pasemos a…

Las notas del episodio CÓMO SUPERAR EL SÍNDROME DEL IMPOSTOR:

¿Alguna vez te ha pasado que obtienes un logro y sientes que a pesar de tu trabajo y esfuerzo no lo mereces, hasta piensas que le corresponde a otra persona y tienes miedo a quedar como un fraude? A este fenómeno se le conoce como el síndrome del impostor, si te ha pasado entonces esto que sigue es para ti; pero antes, para saber cómo superar el síndrome del impostor, necesitamos entender bien qué es.

¿Qué es?

Una aclaración: Esto no tiene nada que ver con ser humilde, con motivación o agradecimiento, además le puede pasar a cualquiera, desde altos directivos, hasta godínes, estudiantes, a quien sea. Tampoco tiene que ver con el tema de que si inconsciente-incapaz, consciente-incapaz, ese es un tema aparte que si quieres después vemos.

Otra cosa, aunque se le llama síndrome, este fenómeno no es una enfermedad, pero sí es muy común; incluso se podría decir que es como un estado mental, un mindset.

El síndrome del impostor es lo que pasa cuando no te sientes lo suficientemente capaz para algo que SÍ eres totalmente capaz de hacer, es cuando no te sientes a la altura de un proyecto a pesar de que pudieras estar sobrecalificado; y eso no es lo peor, lo peor es que vives con el miedo a que “te descubran” y se den cuenta de que eres un impostor y defraudar a todo mundo; lo cual puede ocasionar problemas de estrés o ansiedad, incluso hay quienes llegan a experimentar depresión.

Para ponerlo más sencillo en un ejemplo… Imagínate que eres un atleta, ganas una carrera y, por culpa de el síndrome del impostor, sientes que no mereces estar en el podio, que fue pura suerte o que hubo un error y que cuando te descubran vas a quedar en ridículo y como un tramposo. En fin, en lugar de disfrutar de la premiación y saborear tu victoria, esa que te ha costado meses de duro entrenamiento, te la pasas estresado.

Como te dije, es una sensación totalmente normal, incluso dicen que le sucede a 7 de cada 10 personas aproximadamente. Es más, a mí me acaba de pasar esta semana y no es la primera vez, me ha pasado con proyectos como el podcast, con la música, la escuela, con el trabajo… Nos puede pasar a cualquiera en cualquier momento,
pero el problema no es que nos pase, el problema es que nos atoremos y esto nos detenga.

No sé si a ti te pasó que estudiaste mucho para un examen, sacaste una buena calificación y aún así sentiste que no la merecías o conseguiste una novia que te adoraba, o el trabajo de tus sueños, y por dentro pensabas, «cuando se de cuenta de que no soy lo que piensa me va a dejar o me van a correr»,  hasta piensas «¿Por qué a mí?» pero no en plan de queja, sino como con una especie de sorpresa porque no sabes justificar el cómo llegaste ahí y haz de cuenta
que tus logros son solamente cuestión de suerte, una coincidencia o algo así.

Esto a veces nos para de conseguir grandes cosas. No sé si le pasó a Lucero, a Madelein o a Aylinn pero en caso de que hubieran tenido el síndrome del impostor y se hubieran dejado dominar por él, no hubieran ganado esos concursos, posiblemente ni hubieran participado. Cualquier persona que conozcas que ha logrado cosas extraordinarias
no lo ha hecho quedándose paralizada por esto.

Otra cosa, esto no es miedo al fracaso ni miedo al éxito como algunos podrían pensar, es miedo a que «se caiga tu teatrito»  y quedes como un licenciado o ingeniero patito, a que quedes como un charlatán, un fraude.

Ahora, que probablemente haya alguien mejor en lo que hacemos? Sí, pero eso no nos hace menos capaces ni significa que lo que tenemos sea por mera suerte. A lo que quiero llegar es a que te des cuenta de que si estás trabajando duro, haces las cosas bien y persistes, existe una gran posibilidad de que llegues a donde quieres estar y es por eso que hoy te quiero compartir 5 tips rápidos para que a ti tampoco te detenga este obstáculo, y como me gustan mucho los acrónimos te armé uno para que sea más sencillo de aprender y es:

RADIO:

Relájate un poco

Trata de no ser tan perfeccionista, está bien que queramos que todo salga bien, sobre todo cuando es algo que nos apasiona, pero llega un momento en que de tan perfecto que queremos que salga nos estresamos de más y a veces hasta terminamos por no hacer nada.

Da lo mejor de ti, pero no tienes que ser perfecto, y si puedes aportar algo de valor a quienes te rodean, hazlo, no te detengas.

hÁblalo con alguien

Sí, Hablar comienza con «H», ya sé,
pero es muda, así que…

Háblalo, ve con alguien de tu confianza y dile cómo te sientes, si esa persona te conoce seguramente o te dará la razón (si es que la tienes) o te ayudará a volverte consciente de tus capacidades. Esto creo que puede ayudarte más aún si la persona con quien hablas es tu mentor o tu maestro.

También, piensa en los comentarios que te han hecho, obviamente puede haber buenos y malos, pero no por uno malo significa que estemos haciendo las cosas mal; y sobre todo, más que comentarios, toma en cuenta los resultados, estos hablan por sí mismos y de manera objetiva.

Lo que me lleva al punto siguiente…

Documenta lo que haces

Con esto me refiero a que lleves un registro de lo que haces, esto te puede ayudar a ser más consciente de tus acciones y hábitos y te puede ayudar a encontrar errores.

Es como lo que hacen los jugadores de la NFL que graban las jugadas para después analizarlas y, a partir de ahí, corregir lo que haya que corregir. Si eres músico o si bailas, podrías grabar los ensayos o tus prácticas; si estás aprendiendo un idioma, puedes grabar tu voz con tu celular; si estás en un proceso para bajar de peso, mídete, pésate y tómate fotografías cada cierto tiempo.

La idea es que no sólo midas tu progreso, sino que te hagas consciente de que vas avanzando y, por tanto, de que cada día te superas y eres más capaz. Además, te puede servir para darte cuenta de lo que puedes y de lo que de verdad no puedes hacer.

Y dicho todo esto…

Insiste

Piérdele el miedo al fracaso e insiste otra vez. No digo que glorifiquemos el fracaso como algunos malamente hacen, el fracaso obviamente no es la meta, pero podemos aprender de nuestros errores y una vez que aprendes del error, toca volver a intentarlo, porque de nada sirve que hayas aprendido algo de una caída si luego no lo vas a aplicar.

Entonces, el fracaso es algo que simplemente se puede dar cuando buscamos avanzar si no se da, qué bueno pero si se da, pues ¿qué más da? Nos levantamos, aprendemos e insistimos, pero no en el error, sino en avanzar.

Orienta tu miedo

Acéptalo, como Batman, y encasusalo, como dijimos. Sé consciente de que posiblemente el sentimiento no se vaya, es posible que nunca dejes de sentir esa sensación y que esta sólo disminuya; y eso, creo que es incluso mejor que no tenerla, porque si consigues que el sentimiento no te reprima, esa incomodidad te forzará a no quedarte donde estás,
a buscar la manera de «dejar de ser un impostor» y te va a mantener fuera de tu zona de confort, y ahí es donde está el crecimiento, donde vas a seguir aprendiendo y mejorando.

(Un pequeño paréntesis para las mujeres… aproximadamente como un 20% de mi audiencia son mujeres, y les quiero decir algo: Ustedes son capaces de mil cosas y a veces sólo falta que se la crean. Yo sé que la situación en la actualidad también está de miedo, no dejen que esto las limite.)

Ahora, yo los quiero animar hoy a salir de su zona de confort, si sabes que tienes un talento aprovéchalo, si hay algo que te apasiona tú dale, como dicen los gringos: «Fake it ‘till you make it». Ya si no te sientes totalmente capaz, prepárate pero no sólo en teoría, métete a la práctica y no hagas las cosas para los demás hazlo para ti, para Dios si crees, pero hazlo de corazón y, sobre todo, no te rindas.

EXTRA TIP:

Antes de terminar, te quiero regalar otro pequeño consejo:

Quizá tú eres de esas 3 de 10 personas que no han sufrido de este problema, o quizás sí has pasado por esto, no lo sé,
Pero algo que puedes hacer independientemente de tu situación y que puede ser de mucha ayuda para tus amigos
y es apoyarlos, y no me refiero únicamente a hacerles saber que estás ahí, eso es importante, sí, pero me refiero a que los apoyes con sus proyectos, si abren un puesto de tacos, si venden herramientas, si dan cursos, si hacen pasteles, si pintan, hagan lo que hagan, apóyalos; cómprales sin pedirles un descuento (obviamente), regalales tu like y comparte sus publicaciones, es gratis y créeme que se agradece mucho pero sobre todo motívalos a seguir adelante.

Eso es todo por hoy. Hasta la próxima. 😉

Chao.
 

Así como las Notas del episodio: CÓMO SUPERAR EL SÍNDROME DEL IMPOSTOR, en este espacio seguiré subiendo más contenido habitualmente, así que no olvides seguirme en redes sociales, suscríbete y Sé EXTRAORDINARIO.