fbpx

CÓMO SER un BUEN LÍDER

Escucha los episodios en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on email
Cómo ser un buen líder
Tu puedes ser una influencia en tu entorno

CÓMO SER un BUEN LÍDER [Notas del episodio 07]

No por el hecho de ser jefe o dar órdenes uno se vuelve un líder; se requiere más que eso, y aunque cualquiera puede convertirse en un buen líder, no todos lo consiguen.

Un jefe tiene empleados que no necesariamente quieran seguirle, mientras que un líder tiene seguidores voluntarios.

Con este episodio quiero aportarte 5 puntos que debes tomar en cuenta para que te vuelvas un buen líder al que las personas quieran seguir sin importar donde estés.

5 COSAS QUE TODO LÍDER DEBE CUMPLIR:

1.- ACTITUD DE SERVICIO

Un líder siempre está dispuesto a ayudar. AYUDAR, no a hacer el trabajo por el equipo.

El líder se encarga de dirigir al equipo y apoyarlo desde su lugar. Un jefe sólo supervisa que funcione todo un sistema; un líder hace que funcione todo un sistema. En otras palabras, el jefe se encarga desde afuera y el líder desde adentro.

Para todo ello es muy útil que conozca bien su área de trabajo, o por lo menos que tenga una noción de lo básico.

Por ejemplo, en el área de marketing, es muy distinto que le digas al diseñador que “le meta más diseño” a que le pidas un estilo de letra o cierta paleta de colores.

Como te digo, un líder siempre está dispuesto a ayudar. Esto no sólo lo acerca al equipo en cuanto a confianza y conocerlo más, le ayuda a comprender mejor cómo funciona el sistema y a prevenir y/o solucionar problemas futuros.

2.- CONGRUENCIA Y TRANSPARENCIA

Son dos cualidades, sí, pero van muy de la mano y sin una la otra no tiene mucho sentido

Un líder, para empezar, debe ser congruente en lo que dice y lo que hace. De poco sirve alguien que te dice que va a hacer algo y luego no lo cumple.

No hay mucho problema si de repente te pasa que dijiste algo y luego no pudiste cumplirlo, pero es muy diferente el que te suceda  de vez en cuando a que eso se vuelva un mal hábito.

En cuanto a la transparencia… La transparencia es lo que te dejará ver lo congruente que es o no un líder. Como plus, esta cualidad ayuda a crear un ambiente de trabajo más sano y genera más confianza; además, la verdad, dan más ganas de seguir a alguien a quien conoces que a una persona que ni tienes idea de cómo es o cómo va a reaccionar ante una situación.

Hablando de reaccionar…

3.- AUTOCONTROL

Es decir, inteligencia emocional, seguro habrás escuchado de eso por ahí. Y esto no va sólo de no dejarte llevar por emociones negativas, también van emociones que pudieran parecer positivas.

Aquí podemos agregar que el líder debe ser realista, y que por más que le emocione una idea y se sienta muy optimista, si la cosa no va bien, no va bien.

Un buen líder debe ser objetivo, pensar en frío y tomar la mejor decisión para la misión que tiene en frente; no porque se vea atractiva una oportunidad quiere decir que sea la indicada.

4.- Un buen líder SABE ESCUCHAR

Regularmente caemos en dos errores:

El primer error es que a veces sólo escuchamos para repelar y no para ponernos en el lugar del otro para entender lo que quiere decirnos.

El segundo error es que cuando no escuchamos para repelar, simplemente no escuchamos. Nos pueden decir mil cosas pero si no ponemos atención, es como si no hubiera pasado.

La mejor manera de conocer a tu equipo es acercándote a él y escuchar con atención e interés.

La clave del éxito de un equipo está en la comunicación. Si no, acuérdate de cuando te tocaba hacer trabajos en grupo en la escuela y no se ponían de acuerdo, ¿cómo les iba?

Y otro detalle sobre escuchar. Debemos dejar el ego a un lado y mantenernos abiertos a nuevas ideas; no nos encerremos en las nuestras, no por ser jefe o líder del grupo quiere decir que nuestros planes sean mejores, aun cuando tengamos más experiencia; al final puede que no se tome ninguna de las dos ideas y al final salga una mejor, no lo sabremos hasta que no escuchemos.

5.- Un buen líder SE DA SU LUGAR

Está muy bien que un líder quiera ayudar a todos, pero si no se ayuda antes a sí mismo la cosa va a terminar mal.

En los aviones, una de las primeras instrucciones para casos de emergencia es en palabras sencillas: «ayúdate tú antes de ayudar a los demás». En la vida diaria es igual.

Por más que queramos ayudar a todos los que nos rodean, no siempre se puede o debe.

Suena egoísta, pero si alguien se está ahogando, no sabes nadar y te lanzas a “ayudarle”, lo más probable es que los dos terminen ahogados o que le causen más problemas a la persona que sí está capacitada para la situación.

Es simplemente aprender a decir NO. Aunque a veces es difícil, es necesario.

El primer paso para ser respetado por los demás es respetarse uno mismo.

Quiero agregar que no sólo se es líder en el trabajo, tú puedes ser un buen líder en donde estés: en tu familia, en la escuela, con los amigos o en cualquier grupo al que pertenezcas, incluyendo en las redes sociales.

Pero eso sí, por más que pudieres prosperar, procura no perder el suelo y mantener la humildad; no quieras sentirte más que los demás o subirte tú solo. Es mejor que te levanten, a que te bajen y luego pases vergüenzas en público.

 
Gracias por leerme. Si el contenido te gustó, te recuerdo que también puedes seguirme en mis redes sociales; y también te agradecería mucho que lo compartieras.
 
Sé Extraordinario y hasta la próxima.
 
Chao.
 

*😄 A veces los enlaces a productos son links de afiliación, lo que significa que cuando tú compras algo de ahí, a mí me dan una pequeña comisión; a ti no te va a costar extra ni nada, pero si lo compras desde mis enlaces me ayudas a mí para seguir dedicándome a esto que me gusta tanto y así puedo seguir trayéndote más y mejor contenido.

Así como las Notas del episodio 07: CÓMO SER un BUEN LÍDER, en este espacio seguiré subiendo más contenido habitualmente, así que no olvides seguirme en redes sociales, suscríbete y Sé EXTRAORDINARIO.